Variantes del ransomware Cerber están teniendo como objetivo a los usuarios de Office 365 a través de un ataque zero-day que tiene la capacidad de saltarse las herramientas de seguridad la suite ofimática, utilizando el correo electrónico como medio de distribución a través de spam y phishing que contiene ficheros maliciosos adjuntados.