Un nuevo estudio revela que casi la mitad (43%) de las personas conectadas no saben qué es ransomware, a pesar de la reciente propagación agresiva de este tipo de amenaza cibernética. Además, una cantidad similar (44%) confesó que no sabían qué datos o información pueden ser robados en un ataque de ransomware.

Para el estudio, Kaspersky Lab encuestó a más de 4,000 estadounidenses y 1,000 canadienses de 16 años o más. Los resultados mostraron que sólo un pequeño número (16%) de los consumidores mencionó al ransomware como una amenaza cibernética que les preocupaba, en comparación con su preocupación por virus, spyware y troyanos. Por otra parte, no es una preocupación clara, incluso para aquellos de una generación de conocedores de la tecnología: sólo 13% de los millennials dijo que estaban preocupados por el ransomware en general.

Además de la falta de conciencia sobre el ransomware, muchos consumidores no saben qué pueden tomar los cibercriminales una vez que tienen el control de un equipo, teléfono inteligente o tablet. El hecho de no saber que los cibercriminales pueden robar documentos personales, fotos, vídeos, archivos de audio y dejarlos fuera de su alcance, puede dejar a las personas vulnerables.

Debido a que los consumidores tienden a almacenar contenidos valiosos tanto emocionales y económicos en sus dispositivos digitales, 26% de los estadounidenses y 24% de los canadienses dijeron que estarían dispuestos a renunciar a las redes sociales de forma permanente con el fin de garantizar la protección futura de sus archivos digitales personales.

Además, muchos de los encuestados no sabrían qué hacer si se produce un ataque de ransomware. La encuesta encontró que 15% de los estadounidenses y 17% de los canadienses piensan que podrían detenerlo al desconectar el equipo o apagar el dispositivo móvil, una pequeña cantidad que cree que negociar con el atacante es la mejor manera de parar el ataque.

Los resultados también indicaron que el porcentaje de los encuestados que no sabría qué medidas tomar en un ataque ransomware creció mientras aumentaba la edad, del 37% por ciento de los mayores de 16-34 años a 54% de las personas mayores de 55 años de edad.

“En este momento, el ransomware es una epidemia. A pesar de que ha existido desde hace más de una década, hemos visto una reciente explosión de nuevas familias ransomware, lo que es motivo de preocupación”, dijo Ryan Naraine, jefe de la investigación global y el equipo de análisis en los Estados Unidos de Kaspersky Lab. “Con esta epidemia, la necesidad de una mayor sensibilización de los consumidores acerca del ransomware es esencial. Los consumidores de hoy no sólo deben aprender acerca del ransomware, sino también utilizar soluciones para protegerse contra este, incluyendo la instalación de aplicaciones de seguridad, asegurándose de que todos los dispositivos se actualizan con los parches de software disponibles, crear copias de seguridad de todos los activos digitales importantes rutinariamente y la aplicación de mejores hábitos de los usuarios.”

Fuente: helpnetsecurity 25/05/2016